4 sept. 2016

The Bodines 'Skankin Queens a Thousand Times'







1A-. Skankin Queens a Thounsand Times listen / download

1B-. My Remarkable Mind   listen / download


año: 1987
sello: Magnet
referencia: BOD 2


Poco a poco voy poniendo en orden los discos que me traje estas pasadas vacaciones, hay que escucharlos, grabarlos en la base de datos, ponerles su fundita, clasificarlos.... y disfrutar de ellos, por supuesto. Creo que además tengo unos cuantos más para poder comentar por aquí, lo cual siempre ayuda a tener más donde elegir en caso de 'atasco'.

Me resulta curioso que casi todos los discos que compré en Inglaterra tienen el vinilo en perfectas condiciones (exceptuando la capa de polvo) pero la carpeta en algunos casos dejaba bastante que desear, y no creo que fuese por el trato dado por el propietario del disco, sino más bien por el trato recibido en la propia tienda. Quedé sorprendido de la cantidad de vinilos acumulados, tirados por el suelo, amontonados en cajas, revueltos en bolsas... muchos de los cuales no habían sido todavía catálogados por los dueños de la tienda. Muy típico también el olor a 'encerrado' , olor a 'llevo 20 años metido en una caja en un cuarto oscuro y húmedo', y doy fé que ese olor se mantiene una vez 'rescatado' y acogido en mi casa.

Para que os hagáis una idea de las tiendas visitadas, hice alguna foto de ellas ;-):



Pues como os comenté en el post anterior, tuve suerte de ver bastantes vinilos de la época dorada del indie pop, de sellos como Subway Organization, In Tape, Factory, 4AD, Pink Label, Beggars Banquet..., aunque este single de The Bodines fue editado en el sello Magnet, un sello atípico dónde no recuerdo que grabase ningún otro grupo similar. Fue extraño que la banda, tras grabar tres singles en el prestigioso sello Creation Records, acabase fichando por Magnet (que al poco fue comprado por la Warner) para publicar allí su único y maravilloso Lp.

Como adelanto a dicho disco aparecieron varios singles como este 'Skankin Queens', una joya de canción que desde su reconocible inicio parece que ya te va avisando: 'preparate que ahora empieza lo bueno....' y efectivamente, la canción continúa elegante, alegre, pizpireta, con esas guitarras tan '86' que tanto nos gustan por aquí. Junto con Therese y Slip Slide (que por fortuna también me pude traer conmigo) forma el trío de canciones perfecto dentro de la discografía del grupo mancuniano.

La cara B,  'My Remarkable Mind' no aparece en el Lp (sí en la reedición en CD de Cherry Red de 2010) y pese no alcanzar el nivel de la cara A, no pierde un ápice de delicadeza y belleza, sólo le falta un estribillo contagioso que la pusiese al nivel de su compañera de vinilo.

Tras grabar su Lp de debut, producido también por Ian Broudie, The Bodines finalizaron su andadura con la formación original, posteriormente sólo grabaron un EP para Play Hard (en el 89) y más reciéntemente Firestation publicó otro EP con tres temas inéditos de la banda que fueron recuperados sin mucho éxito la verdad.

Y si no me he derretido antes, prometo en breve más singles rescatados de las entrañas de Nottingham...



23 ago. 2016

Lush 'Sweetness and light'







1A-. Sweetness and light   Listen / Download

1B-. Breeze   Listen / Download



año: 1990
sello: 4AD
referencia: AD 0013


Ya me vale, tomarme dos meses y medio de vacaciones... No tengo perdón, y encima volver un lunes por la noche de mediados de agosto cuando seguro que únicamente me leerá Sally y algún que otro fan incondicional ¿verdad?. Soy un hacha de la mercadotecnia...

Pero el caso es que desde aquél 5 de junio en que comenté el single de The Wonder Stuff, por un motivo u otro no he sacado tiempo y/o ganas de escribir. Vale, también estuve de vacaciones, unos días de relax en el pueblo y mi dosis anual de Islas Británicas concentradas en 10 días por el centro-norte de Inglaterra (Manchester-Leeds-Nottingham-Alfreton). Este año tocaba volver al Indietracks, EL FESTIVAL (con permiso del Madrid Popfest), que pese a no tener un gran cartel en su décimo aniversario y una escasa afluencia de la Spanish Army, siempre es una de las mejores opciones para disfrutar de unas vacaciones musicales.

Como suele ser habitual cada vez que voy a Inglaterra, una de mis mayores ilusiones (aparte de visitar estadios y tiendas de fútbol) es descubrir tiendas de discos, preferiblemente de segunda mano. Esta vez parecía un tanto decepcionante, ni las que ya llevaba apuntadas para visitar, ni las Charity shops que me fui cruzando en el camino, me mostraron nada interesante, al menos en Leeds. Pero por fortuna, un par de callejones escondidos en Nottingham me llevaron a dos tiendas de segunda mano de las de siempre, de las de salir con los dedos negros, rebuscar en cajones y cubetas, ponerte de rodillas en el suelo, amontonar discos, oler discos, charlar con los dueños, gastarte un dinerillo con gusto... Big Apple y Rob's Records están regentadas por el típico loco de la música, ya bien entrado en los 60, con gran conocimiento de todas las épocas y estilos musicales, sin ordenador en el que comparar precios, ni siquiera terminal para pago con tarjeta. El típico tío que conoce a sus clientes, que sabe lo que busca desde el primer disco que toca, que se preocupa porque encuentre lo que quiere, que no abusa de él... No le pidas tener todo organizado y clasificado alfabéticamente, no le pidas que las carpetas estén inmaculadas, ni siquiera esperes que tenga marcado el precio, ya te lo valorará sobre la marcha. En fin, que en sitios así puedes encontrar verdaderos chollos, al menos discos que habitualmente no se ven por aquí a un precio razonable. Para mí como amante de los vinilos, mi visita resultó ser como si aquí me encontrase singles de los Pegamoides, Radio Futura, Los Nikis o Aviador Dro a 2-3 euros. Tampoco pude abusar mucho porque la maleta no da mucho de sí, pero quedé satisfecho con las compras, un cajón de sastre que va desde singles de indiepop clásicos como Bodines o Miaow, pasando por Pale Fountains o Railway Children, fetichismo coleccionista con Adult Net o Altered Images, impepinables como The Jam y The JAMC o los recurrentes OMD y Depeche Mode, como complemento, algún 12" sorprendente como Korova Milk Bar, Pale Saints o Wolfhounds.

Sin embargo el disco que traigo aquí es uno que compré en Leeds de una de las mejores bandas shoegaze de Inglaterra (con permiso de Pale Saints, MBV y Ride). En concreto es su primer single, 'Sweetness and light', la canción con la que conocí al grupo hace 25 años gracias a aquél maravilloso programa de Telemadrid llamado Pop 7. Lush me resultaron fascinantes desde el principio, su imagen, su delicadeza, sus juegos de voces... todo me llamaba la atención. Además, esta primera canción me recordaba mucho a The Sundays, una banda a la que tenía especial cariño por entonces. A diferencia de éstos, Lush incorporaban ese toque etéreo y lángido que sólo los grupos de 4AD han conseguido incorporar como seña de identidad.

La cara B, 'Breeze', resulta más contundente y enérgica dentro de la fragilidad de todas sus canciones. Parece que la voz de Miki sube de volúmen, las guitarras suenan más fuertes y la canción gana en intensidad y velocidad. Un cara B digna de ser cara A.

Es verdad que la discografía de Lush tiene algún altibajo, pero en cualquiera de sus etapas, desde el shoegaze hasta el britpop, es fácil encontrar canciones que te atrapen y te enganchen de una forma u otra por muy diferentes que sean. Poco más diré de un grupo ya conocido en profundidad por todos vosotros, a disfrutarlo.


5 jun. 2016

The Wonder Stuff 'The Size of a Cow'







1A-. The Size of a Cow



1B-. Radio Ass Kiss (live)



año: 1991
sello: Polydor Records
referencia: GONE 11


Pues ya estamos en Junio, mes que da el pistoletazo de salida a nuestros amados/odiados festivales de verano. Este fin de semana ha sido el correspondiente a uno de los más mediáticos y 'exhibicionista' en redes sociales, el Primavera Sound, que este año ha tenido el añadido de la pizca de sal y pimienta vertidos por el periodista Nando Cruz sobre el 'capo' del festival Gabi Ruiz. Casi sin encender la tele, ni el ordenador, ni la radio, puedes estar infornado de todo lo acaecido allí, videos, selfies, anécdotas, risas.... y sobretodo miles de comentarios positivos acerca de lo que sucede allí, es como una secta en la que todos disfrutan y está prohibido criticar nada, ni los agobios, ni el calor, ni los precios, ni el sonido.... todo es estupendísimo. Me alegro por los que lo disfrutan y lo viven como el fin de semana del año, pero lo siento, no va conmigo.

En España la progresión del éxito y número de festivales ha ido in crescendo hasta alcanzar en la actualidad una sobredosis brutal que no consigue más que se repitan carteles en decenas de puntos del territorio nacional viendo a grupos como Supersubmarina, Vetusta Morla, Second, Izal...., mezclados de una forma aletoria con leyendas del pasado sea cual sea su estilo. No hay pueblo o punto geográfico que no tenga su festival, algunos por suerte nos acercan sonidos diferentes, ya sean de blues, beat, electrónica, powerpop...., porque lo que son los festivales 'indies' ya son cualquier cosa menos eso.

Llama la atención la tranquilidad con la que podías a acudir a un festival a principios/mediados de los 90, viendo a grupos que jamás habíamos visto por aquí, junto con grupos incipientes de la escena nacional y muy poquitos revival, apenas se veían comeback de grupos. Al fin y al cabo, la rentabilidad y el éxito de estos eventos era todavía una incógnita y se veía más como algo surgido para el disfrute del público que como un negocio. El nuevo siglo revirtió la situación incluso con la llegada de la crisis.

Viendo los carteles de los festivales de este verano, tanto los nacionales como los internacionales, podemos darnos cuenta de que el principal reclamo son los grupos que tuvieron éxito hace 20-30 años, cuando no de estrellas al borde de entrar al geriátrico. No seré yo quién reniegue de ellos y en muchas ocasiones he disfrutado como un enano de esos comeback pero no creo que se deba abusar de ello. Hay carteles como éste de hace unos días que bien podría ser de 1990:





Y aquí llegamos al grupo del que debería hablar hoy, The Wonder Stuff, un grupo británico más cercano al rock que al pop, y que siempre he considerado 'grupo de estadio', no se porqué, quizá su fuerza, su sonido, su imagen.... es más de conciertos masivos que de salas pequeñas. Y no es que hayan sido precisamente un grupo exitoso, en su estilo James les dejaban a la altura de los tobillos, pero es cierto que tuvieron cierta fama a mediados de los 90. Su primer Lp (mi favorito) ya dejaba canciones bastante comerciales como 'Give, Give, Give Me More, More, More' o 'Unbearable', pero su mayor éxito en las listas fue este 'The Size of a Cow' (Nº 5 en las listas británicas en 1991). Perteneciente a su tercer Lp 'Never Loved Elvis', es precisamente una de sus canciones más pop, con una luminosa melodía y un brillante estribillo. 

La cara B del single es un directo de un tema perteneciente a su segundo Lp 'Hup', más flojo que el primero y el tercero. 'Radio Ass Kiss' es más de guitarras rasgadas, sonidos maisntream, riffs espesos... y más en directo (al audio no se corresponde con el del single).

En definitiva, un grupo que nunca tuve en los altares, que me dejó tres o cuatro canciones de un nivel más que aceptable y que considero más para disfrutar en un recopilatorio que en Lps. No puedo opinar de su directo, ya que nunca los vi, aunque visto lo visto, quién sabe si me los cruzaré algún día de estos en el camino.... 


15 may. 2016

McTells 'Snowy White'






1A-. Snowy White



1B-. C From K



año: 1991
sello: Four Letter Words
referencia: FLW 003


Tras ver ayer parte del circo en que se ha convertido el festival de Eurovisión, cada vez me da más pena hacia donde tira cierto sector de la música, la destinada al gran público fundamentalmente. Me da pena porque ese gran público se deja arrastrar por un tipo de música que las grandes compañías, los grandes patrocinadores, los grandes medios, se apresuran a meterles con calzador en sus cabecitas huecas. El consumidor no tiene ni que pensar en qué escuchar, las radios, internet y las televisiones te los sirven en bandeja rodeado de buenas palabras, coloridos videos, melodías subliminalmente machaconas, gente guapa....

¿Para qué molestarse en escuchar otra cosa teniendo eso? Me encantaría que a la gente le diese por investigar y descubrir que hay otra música fuera de esa burbuja comercialoide, podrían descubrir grupos de hace 50 años maravillosos, ritmos totalmente desconocidos, chavales de su ciudad que hacen cosas interesantísimas, canciones que te enamoran, te enganchan, te hacen botar.... en fin, un universo por descubrir POR TU CUENTA, sin que sea lo que te dan. Ahora es más fácil que nunca, no tienes más que sentarte frente al ordenador y buscar, un enlace te llevará a otro y así puedes encontrar la canción de tu vida, el grupo de tus sueños...

Sin embargo, hay multitud de grupos que quedan en el olvido, grupos que se lo han currado como el que más, que tienen mucha calidad, que han hecho muchos méritos para tener cierto reconocimiento... y ni siquiera han tenido la oportunidad de que les escuches.

Y bueno, no se realmente porqué suelto esto cuando voy a hablar de The McTells, un grupo que se encuentra al fondo del pozo dentro de la escala que mide el éxito de los grupos. Son uno de esos grupos DIY que se ha buscado la vida editando sus canciones, creando su propio sello, diseñando sus portadas.... tocando por amor al arte. En su sello Bi-Joopiter (del que ya hemos hablado aquí) comenzaron a grabar sus primeras casetes, posteriormente singles, para terminar sacando todo un Lp.

The McTells siguen la estela de bandas como los australianos The Clean o The Cannanes, los estadounidenses Beat Happening o los británicos Television Personalities o The Pastels, su música es cruda, sucia, directa, contundente... de usar y tirar, no busques un significado trascendental en ellas.

Este single que os propongo hoy, es el que publicaron en el magnífico sello americano Four Letter Words, otros representantes del espíritu DIY, con sus portaditas a mano, sus grupos de andar por casa, su distribución casera.... En fin, todos ellos dignos de elogio.

'Snowy White' suena muy garagera, con ciertas reminiscencias Beathappeninanas, muy ratonera que diría mi madre..., no es precisamente mi favorita y abusa de guitarras estridentes, pero refleja fielmente lo que es el grupo. 'C from K' es más 'melódica' dentro del descontrol instrumental que tienen. Apenas un minuto para mostrarnos lo que son capaces de hacer cuando se ponen tiernos :-).

Si te interesa el universo de los grupos descuidados y sin ambición, paséate por los sellos donde han grabado estos chicos, Bi-Joopiter, Four Letter Words, K Records, Little Teddy Recordings y Vinyl Japan, son el coche escoba de los sellos independientes.

2 may. 2016

Antiseptic Beauty 'Flaccid Groove'








1A-. The Truth is I Lied



año: 1991
sello: Celestial Records
referencia: CELESTE 001


Vuelvo a recuperar un flexi por aquí. El hecho de tener la posibilidad de conseguir proximamente un par de flexis del mítico sello Sha La La, precursor de lo que sería posteriormente Sarah Records, me trae gratos recuerdos de éste formato que fue la opción más práctica, económica y al alcance de todos para dar a conocer grupos y canciones a mediados y finales de los 80.

Ahora mismo no tendría sentido editar flexis, aunque todavía se sacan algunos, más por nostalgía o por recuperar un bonito diseño que por la razón que se hacía 30 años atrás. En un mundo sin internet, donde tampoco había radios que los programasen y donde el mejor y casi único medio para hacer llegar las canciones de los pequeños grupos de indie pop del momento era la publicación de fanzines, los flexis se conviertieron en ese bonus que te permitía escuchar a un grupo que de otro modo te resultaría imposible. Ahora suena surrealista, pero no os podéis (o sí) hacer a la idea de lo que ayudaba y lo necesario que fueron dichos fanzines + flexi en esos años. El hecho de ver el anuncio de un 'zine por 0.70£ + flexi, era suficiente reclamo para permitirte comprarlo y tener la oportunidad de conocer a multitud de grupos y escuchar al menos a uno o dos de ellos. Por eso considero FUNDAMENTAL en el desarrollo y crecimiento del indie pop publicaciones como Woosh, Two Pints Take Home, This Almighty Pop, Waaah!... las cuales incluían un flexi adicional.

El flexi no sólo funcionaba como parte de un sello, sino que también lo autoeditaban los propios grupos para luego distribuirlo por su cuenta, a través de un fanzine o de cualquier otro modo. Cualquier opción era buena para hacer llegar sus canciones a ese público minoritario de otra forma no tendría la oportunidad de hacerlo.

En este caso, el flexi es autoeditado por el propio grupo, en su propio sello y como única referencia. Antiseptic Beauty fueron una banda de Derby cuyo nombre viene del título del precioso album de Felt. No recuerdo que me llegase a través de ningún fanzine, probablemente los distribuyese el sello alemán A Turntable Friend que fueron los encargados de publicar el único trabajo en vinilo de este grupo de Derby, un 12" titulado Rising, que seguramente tuvo tan poca repercusión como lo tuvo este flexi.

El flexi trae una única canción, 'The Truth is I Lied', en la cual se pueden apreciar cierta influencia 'Feltiana' y un sonido muy característico en los grupos cercanos al movimiento C86, aunque por otro lado ya se empieza a entrever el sonido de guitarras noise/shoegaze que demostrarían con su posterior 12", un disco que fue producido por Stephen Lawrence de The Telescopes.

Poco más dio de si la historia de este grupo, tampoco he podido recopilar más información aunque creo que hay paralelismo con Evergreen Dazed, otro grupo con nombre de canción de Felt y en el que creo que formaban miembros de Antiseptic Beauty aunque no lo puedo corroborar.

24 abr. 2016

The Besotted 'Kaleidoscope ep'







1A-. Kaleidoscope


2A-. Mooncrash



1B-. Everyday


2B-. Doll's House



año: 1992
sello: Blam-a-Bit Records
referencia: BLAM 014
inscripción: Scratch it out! / What's your perversion? Phone 06257-86248


Hace un mes publicaba la entrada 200 y me ha costado continuar con la 201, cada vez encuentro menos tiempo y menos discos, pero espero que sólo sea una mala racha y consiga al menos llegar a la cifra de 2 por mes a partir de ahora. Me da la sensación que llevo años diciendo lo mismo, pero es que es cierto, mantener un proyecto duradero y constante, por básico y humilde que sea este, cuesta horrores. Ya si lo que pretendo es no repetirme acerca de lo que escribo, no equivocarme y utilizar expresiones y comentarios diferentes en cada entrada, eso ya es de nota.

Para esta entrada recupero un disco de uno de esos pequeños sellos (alemán en este caso) que apenas tuvieron 3-4 años de existencia, únicamente sacaron un puñado de singles y combinaron grupos de cierto éxito y nivel con otros más mediocres y prescindibles. Sellos como Tea Time Records, Egg Records, Heaven Records, Woosh... fueron muy importantes en mi etapa de finales de los 80, primeros 90 y les guardo un cariño de corazón más allá de la calidad de sus grupos o la manera en la que han envejecido.

Blam-a-Bit Records comenzó su andadura con un par de cintas recopilatorias, una primera (Instants of  Pleasure) con una gran selección de grupos indie pop británicos en la cara A y germanos en la cara B, también guardaba en su catálogo joyas como los discos de The Haywains, Brighter o They go Boom, grupos locales como Merricks o Die Blinzelbeeren y por ultimo y en tierra de nadie, cerrando el catálogo con la referencia 14 esta banda ¿escocesa? llamada The Besotted.

Vale, la fea portada es inversamente proporcional a lo romántico del nombre del grupo, y poco puedo mencionar acerca de ellos, basta decir que ni siquiera esa enciclopedia viviente que es Cloudberry Cake Proselytism Blog le dedica unas lineas.... Lo único que se es que el grupo lo formó Robert Smith, vocalista y guitarrista de The Golden Dawn, uno de los grupos en los inicios de Sarah Records.

Únicamente publicaron este single y eligieron el sello alemán para hacerlo. Cuatro canciones que no pasarán a la historia del indie pop, pero que os recupero aquí como documento sonoro y representación de ese sonido sucio y destartalado que tenían algunas de las bandas del momento. 'Kaleidoscope' suena muy similar a lo que hicieron The Golden Dawn en sus discos para Sarah Records, guitarras sucias y estridentes muy del estilo de The Bachelor Pad y ese deje escocés al cantar que por momentos recuerda a The Pastels. La otra canción de la cara A es 'Mooncrash', un poco más espesa que la anterior, pero más dulce por otro lado alternando la voz de Robert con otra voz femenina.

La cara B resulta más íntima y pausada, 'Everyday' y 'Doll's House' abusan de llevar un ritmo un tanto cansino, lento y constante, en ambas canta la chica y son de esas canciones en las que estás todo el rato esperando que de repente llegue un cambio de ritmo, un estribillo o algo que tuerza el rumbo pero nunca llega. Y así se llega al final del disco sin pena ni gloria, canciones que se dejan escuchar pero que no llegan a emocionar.

Y se terminó por hoy. Cuando alguién busque a partir de ahora algo sobre The Besotted en google, al menos ya le saldrá algo que no sea discogs y ebay :-).


28 mar. 2016

The Fat Tulips '4 Songs For Simon'




1A-. It's so true




1B-. Mr So Incredible



2B-. Embers



3B-. Girl That You Once Knew




año: 1990
sello: Heaven Rds.
referencia: HV02


Se me pasa el mes y sólo he escrito un post, soy un desastre. Me descuido, me distraigo con otras cosas, y al final siempre paga el pato 7iete Pulgadas. Además en unas fechas tan señaladas, estamos en el año del décimo aniversario, y este post cumple el número 200, para ser exactos es el 7" número 200 del que hablo por aquí, ya que ha habido algún post extra sin single de por medio.

Al igual que con el post 100, romperé esa norma no escrita del blog de no repetir grupo y por tercera vez en 10 años, volvemos a tener a mis adorados Fatties por aquí (la primera entrada fue el Where's Clare Grogan Now? en 2006 y la 100 el Ep Early Years en 2009). Al fin y al cabo este es un blog , no sólo de música, sino de emociones, emociones que tengo a flor de piel en las últimas semanas y que hacen que me encuentre muy feliz y agradecido por todo lo bueno que tengo pero a la vez triste por lo que no tengo o tengo herido.

Hace una semana tuve la suerte de estar en la fiesta del vinilo de mis amigos Chity y Carlos, una fiesta que es lo más parecido a este blog, una explosión de sentimientos vinculados con lo que más amamos, la música. No hay nada tan gratificante como expresar a través de la música tus sentimientos más profundos, tus recuerdos, tus miedos, tus alegrías...., hay discos para todas las situaciones y creo que es muy bonito sacarlos a la luz.

Esta vez seré egoísta y este post me lo dedicaré a mí, es MI grupo, es MI blog y como diría Michel: Me lo merezco :-P. En muchas de las entradas he aprovechado para dedicar unas palabras a gente que he querido o me ha influenciado o de la que he aprendido. Son muchas las personas a las que debo mucho musical y personalmente, ellas ya saben quiénes son y así se lo he hecho saber por aquí y en persona, asíque vamos a dejarnos de sentimentalismos y voy desgranar un poco el disco en cuestión.

Los que seguís el blog ya sabéis de mi cariño especial por este grupo, cómo les conocí, el trato directo que tuve con ellos y lo que supusieron para mi 'iniciación' dentro del indie pop. Su primer single supuso para mí algo novedoso, una gratificante sorpresa, una forma diferente de hacer y vivir la música. Cuando me llegó y todavía estaba saboreando esas inocentes primeras canciones, ya anunciaban la publicación de este segundo single 'Four songs for Simon'. Como todas las referencias del sello daba gusto sentarse en el sofá tranquilamente, y sacar de la carpeta el fanzine que venía dentro, la postal y la pegatina. Luego, mientras escuchabas las 4 canciones, desgranabas el fanzine en el que hablaban de sus próximos lanzamientos, entrevistaban a bandas amigas o contaban cotilleos de los miembros del grupo. Todo muy cutre y amateur, pero con la ilusión del que tiene 18-20 años y disfruta con lo que hace.



Me es difícil elegir una canción o un disco favorito de The Fat Tulips, tienen canciones para todos los gustos y sus singles suelen ser muy variados intercalando canciones lentas con rápidas, cortas con largas, alegres con tristes... En este disco, la cara A la abre 'It's so true', una de esas canciones profundas, intensa pero delicada que por momentos me pone la piel de gallina.

La cara B ofrece las 3 canciones, 2 de ellas las más vitaminadas y explosivas, tres disparos de menos de dos minutos en los que disfrutamos de los momentos más alegres y divertidos de los de Nottingham. 'Mr. so Incredible' con su precioso comienzo, sus juegos de voces, su batería machacona y sus babababa. Una canción de juguete, un himno a la inocencia y una golosina en manos de un niño. Además, creo que es de las pocas, si no la única canción versioneada por otro grupo, con Zipper y su Sr. Increíble.

Embers también fue versioneada por otro grupo español, aunque esta vez no fue plastificada.  Fueron Moving Pictures quienes en alguno de sus directos adecuaron esta otra 'balada' de los Matt, Paul, Mark y Sheggi. Uno de esos momentos más íntimos y pausados del grupo.

Y para cerrar, mi canción favorita del disco, 'Girl that you once knew', suave y tierna al comienzo pero con ese final desenfrenado y frenético que termina en bucle. Una estructura que me recuerda a lo que hicieron años más tarde Kenickie con 'Can I take you to the cinema'.

Y termino ya sin poderos asegurar si llegaré a volver a hablar de The Fat Tulips en la entrada 300, ojalá sea así, aunque me lleve varios años alcanzarlo....

2 mar. 2016

Saturn V 'Dominator'



1A-. Dominator / Red Star in Orbit

1B-. Skyfall




año: 1991
sello: Kokopop
referencia: Koko 7


Hay una sección dentro de una página de facebook que sigo que se llama 'pocos recuerdan que jugó ahí', una recopilación de casos curiosos de personajes futbolísticos que o bien antes o después de su fama acabaron jugando en equipos de segunda fila o jugadores de escasa calidad que por circunstancias tuvieron un breve paso por equipos de cierto nivel.

Juntando esa idea con el recuerdo por parte de unos amigos de una de las grandes bandas de finales de los 80 (Razorcuts) , me dispongo a escribir este post sobre un grupo muy poco conocido, pero que encierra dentro de su formación a integrantes de un par de grupos de los más influyentes dentro de la escena indie pop de mediados de los 80.

Saturn V fue un grupo efímero (1991-1993) formado por el gran Gregory Webster (Razorcuts, Sportique, The Carousel), Struan Robertson a la batería (Razorcuts, Red Chair Fadeaway), Chris Scott en el bajo (Talulah Gosh) y Kevin Pickering. Lamentablemente sus discos nunca llegaron a ser tan buenos ni de lejos como los de los grupos en los que habían tocado, de hecho no se muy bien cual fue el impulso que les hizo formar este grupo que no aporta mucho. Supongo que quisieron desmarcarse un poco del sonido de sus otras formaciones dándole un toque más rockero y macarra.

El reclamo de poder disfrutar de la preciosa voz de Gregory fue lo que hizo que me hiciese con alguno de sus discos, pero es una pena que éste no sea de sus mejores proyectos. Sólo he podido subir la canción 'Skyfall', probablemente la mejor. Se puede apreciar mucha más energía que en toda la discografía junta de Razocuts, punteos más marcados y la voz de Gregory sonando con más fuerza. Pero la cara A peca de un ruido que no va acorde con la melodía vocal del señor Webster. 'Skyfall' fue la canción elegida para participar en uno de los recopilatorios del sello Vinyl Japan (Our floating images of youth) donde grabaron su único Lp 'Skycicle' y el EP 'Everything tends toward chaos'. Aparte de este single en el desconocido sello Neoyorkino Kokopop, también grabaron otro para el maravilloso sello Australiano Summershine.

Recomendable solo para fieles incondicionales.









8 feb. 2016

The Spinning Jennys 'It's it it it'







1A-. It's it it it



1B.- Supermarine



2B-. I'd laugh if Your Head Exploded



año: 1991
sello: Tea Time Records
referencia: TEA 11
inscripción: That's that that that / And I Flippin' Well Would too!


Razones por las que comprarte un disco: pues infinidad de ellas oiga, además, la razón que te sirve para hoy no la aplicas mañana, el estado de ánimo de un día también influye, días que sales con ganas enormes de comprar vuelves con las manos vacias y vicerversa. Aprovechando este 7" que recupero hoy que ni me va ni me viene musicalmente, jugaré a algunas de las razones que todos hemos esgrimido alguna vez a la hora de comprar aplicándolas a este single.

La portada: es el equivalente al amor a primera vista, esa chica guapa a la que te quedas mirando, luego puede que sea un horror en su interior, pero tu mirada se clava en ella. Si luego encima aciertas y lo que suena es maravilloso, el premio es doble. Con este disco no habría perdido ni 0,0001 segundos en decidirme. Horrorosa como ella sola.

El sello: Cuando no conoces el grupo o la canción, pero algo que dice que puede molar, ineludiblemente vas a ver los créditos. Todos tenemos sellos favoritos de los que sabes que te puede gustar más del 75% del catálogo. Con TeaTime Records me pasaba eso, The Driscolls, Mousefolk o The Candy Darlings son grupos que me encantan, asíque podría apostar por otro grupo del sello. En este caso The Spinning Jennys no se encuentran dentro de ese 75%, pero aún así me arriesgué.

El boca a boca: Hay amigos de los que conoces sus gustos y te puedes fiar casi al 100%, en mi caso hay muuuuy poquitos de los que me fiaría a ciegas y otros de los que puedo atreverme a confiar en ellos. Este me lo recomendó Luis Elefant, pero claro, con el factor relevante de que lo distribuía él, con lo que su recomendación podría perder un poco de valor. No recuerdo si insistió mucho para que me lo llevase, pero el caso es que acabó conmigo.

El precio: Evidentemente, las posibilidades de llevarte un disco a casa aumentan inversamente proporcionalmente al precio que tenga. De ahí el éxito de las cubetas de discos a 1€ o las liquidaciones de sellos (lease Firestation o Shelflife). Seguramente este no me costó más de 300 pesetas, con lo cual el riesgo no era muy elevado.

Completismo: Los que compramos mucha música acumulamos muchas manías. Una de ellas es el completismo de discografías de grupos o catálogos de sellos, y no tienen porqué ser precisamente sellos/grupos favoritos. Por razones que ya he explicado, puedes acumular 3 singles de un grupo que no te haga especial gracia, pero si por un casual te falta uno... el deseo de comprarlo hace que no puedas reprimirte si lo ves disponible. The Spinning Jennys no sacaron ningún disco más excepto un flexi compartido con mis adorados The Fat Tulips, motivo más que suficiente para que quisiese llevarmelo a casa.

Exaltación de la música/amistad (alcoholismo musical):  Puede considerarse una enfermedad que padecemos los melómanos, y es que cuando nos juntamos varios amigos en un festival/concierto, o yendo de compras o incluso proponiendo pedidos conjuntos por internet, comenzamos a salibar impulsivamente, nuestros ojos comienzan a brillar, nos imaginamos esos discos en nuestras estanterías y ya nos es imposible distinguir lo que realmente nos gusta y nos apetece tener de lo que nuestra enfermedad nos hace comprar. Eso me pasaba cuando iba a casa de Luis y veía todos esos discos exhibiéndose golosamente delante mío, salía de allí con decenas de ellos, los que me gustaban y los que no. ¿He oido a alguién nombrar el PF por ahí....?

Y para no extenderme no mencionaré más causas por las que volver a casa con un disco en la bolsa (apoyo a un sello/grupo/tienda, intuición, nombre del grupo...) pero seguro que todos vosotros tendréis éstas y otras razones para que vuestra casa cada día que pasa parezca más una tienda de discos.

Ah, y en cuanto a lo musical de este 7" , pues me resulta un poco flojo comparado con el resto de referencias del sello. Con 'It's it it it'  nos encontramos con un pop sucio, machacón, por momentos bailable (esos wah wah), un poco The Bachelor Pad meets The Soup Dragons. 'Supermarine' es más melódica y más madchesteriana (ellos son de Norfolk) asíque pongamos un cruce The Stone Roses con Ride. Y para cerrar el disco la más espesa y punk 'I'd laugh if Your Head Exploded', quizá mi favorita.

Ya sabes, busca el motivo que más rabia te dé, pero COMPRA DISCOS.

19 ene. 2016

The Weather Prophets 'Hollow Heart'






1A-. Hollow Heart


1B-. Joe Schmoe the Skimo



año: 1988
sello: GASA (Creation Rds.)
referencia: GA-239


El año 2016 ha comenzado con la publicación del aclamado nuevo Lp de Peter Astor, uno de los grandes dentro de la escena independiente británica de los 80 y que fue artifice de algunas de las canciones que hicieron grande al mítico sello Creation Records. Su carrera comenzó con The Loft, típico grupo de guitarras jangle que con apenas un par de singles y un Lp recopilatorio, se convirtió en un grupo de referencia y de culto para los amantes del indiepop más clásico. No hay recopilatorio que no incluya su 'Up The Hill And Down The Slop' o 'Why Does The Rain'.

El siguiente proyecto de Peter Astor fue el del grupo que hoy presento, The Weather Prophets, una banda que mantenía la linea marcada por The Loft aunque quizá fuesen mas irregulares intercalando grandes hits como 'Almost prayed' o 'Always the light' con otras canciones más flojas. Únicamente publicaron tres Lps, el primero de ellos para la subsidiaria de Wea, Elevation, y los otros dos para Creation. Este single pertenece a su primer trabajo en Creation, 'Judges, Juries & Horsemen' que aquí en España publicó GASA como tantos otros discos del sello, por fortuna para nosotros.

'Hollow heart' no me parece tan buena como 'Always the Light', pero quizá su toque más comercial hace que salga como primer single del disco. La voz modulada de Peter Astor, sus guitarras más contundentes y un estribillo facilón hacen que sea la típica canción de escucha fácil para el público menos exigente y más alejado de sus anteriores discos.

'Joe Schmoe the Skimo' no aparece en el Lp y difiere bastante de la cara A, tiene un toque más dulce y elegante que por momentos me recuerda a grupos como Inmaculate Fools o incluso Prefab Sprout, melodías relajadas para disfurtar de todo el encanto del grupo.

Posteriormente y hasta la actualidad Peter Astor ha continuado sacando discos en solitario hasta alcanzar la cifra de 8 con este último 'Spilt Milk', algo que dice mucho en favor de éste músico británico que como los buenos vinos, gana con los años.