29 mar. 2020

Guedeon Della 'Doggy Language'



A1-. Just For a Day  listen / download
A2-. Supermarket   listen / download

B1-. It's My Body   listen / download
B2-. My Perfect    listen / download

año: 1994
sello: Elefant Records
referencia: ER-151


En estos días de confinamiento forzoso, veo que la gente por redes sociales no para de idear cosas, inventar juegos, sacar del baúl de los recuerdos cosas que ni sabían que andaban por casa, ven más películas/series que nunca, escuchan discos que ni sabían que tenían, se organizan conciertos caseros, leen todos esos libros/comics que guardaban acumulados en montañas... Hemos cambiado el consumismo global por el consumismo local, vaya, que igual que sucedió con las compras compulsivas en los supermercados de hace unos días como para aguantar un mes, nos estamos dando cuenta que en estos años pasados hemos consumido (comprado y acumulado) cultura como para superar esta pandemia o alguna más. Y ahora nos damos cuenta que nos salió bien la jugada, algunos por fin disponemos de ese tiempo para poder consumirla. Evidentemente no hablo de todo el mundo, hay miles de personas que no tienen ni un minuto libre porque se están dedicando a salvar a los demás (sanitarios) o a protegernos (fuerzas de seguridad) o a abastecernos (sector alimentación) o a seguir educando a nuestros pequeños (maestros y maestras) o a mantener un orden (limpieza) o voluntarios que ayudan del modo que pueden, eso por no hablar de padres y madres que tienen que hacer malabares para llevar lo mejor posible estos días con sus peques por casa. Gente a la que admiro y estaré eternamente agradecido, como siempre lo he estado, pero ahora parece que salen a la luz todos sus logros, los logros que son su trabajo (ahora en exceso), un trabajo que en muchas ocasiones ha sido desprestigiado o ninguneado y ahora se hace imprescindible. Pero incluso esa gente que no para, seguro que aprovecha esos diez minutos libres para leer algún texto, escuchar una canción o ver un vídeo que le alegre un poco y le distraiga de esta pesadilla que están (estamos) viviendo.

Debo decir que estos días me siento un poco inútil, mi trabajo (ahora al fin teletrabajo) como administrativo no es esencial aunque sí necesario, además el hecho de tener que hacer y llevar la compra a mi madre (y la mía propia) me permite salir una o dos veces por semana a la tienda y acercarselo a casa. Lo que más paranoia me está causando y lo llevo fatal porque me hace sentir como un delicuente, es sacar a Sally todos los días un par de veces. Incluso reduciendo los paseos a 10-15 minutos (hago foto con la hora de cuando salgo de casa por si me para la policía), acostumbrando a Sally a que haga sus cosas en un pequeño espacio a la entrada del parque y en poco tiempo, me siento observado por todos y no paro de mirar alrededor. Cuando ésto acabe la recompensaré con esos maravillosos paseos de hora y media por nuestro parque favorito. Pero sin duda lo que más echo de menos es poder pasar estos días con la persona que más quiero y con la que me gustaría compartir todos los momentos (buenos y malos) que nos trae esta pandemia. 350km de distancia y la imposibilidad de viajar tienen la culpa de que no nos podamos dar esos besos y abrazos que tanto necesitamos, ahora más que nunca.

En fin, confiemos en que todo esto pase lo antes posible y con las menos conscuencias posibles, si de algo somos capaces los españoles es de sobreponernos a todas las adversidades y zancadillas con esfuerzo, sacrificio y solidaridad.

Ah, joder que se me olvidaba lo del disco.... ya que estos días en casa veo a la gente sacar sus cositas, le robo la idea a nuestro amigo Antonio que últimamente está mostrando muchos grupos de la época de León así como recuerdos de prensa especializada ya que me pilló muy de cerca. Por entonces, principios/mediados de los 90, el sello de Bembibre Elefant Records era un poco cajón de sastre dónde entre los clásicos del indie pop y nuevos grupos de noise pop se filtraban un buen puñado de grupos de toda la geografía española alguno de los cuales se alejaba bastante de mis gustos (Hébridas, Flow, Phantom Dog, Sr. Chinarro, The Mikeas, Eliminator Jr....). Entre todos ellos hubo hueco para algún paisano suyo como la recuperación e impulso de la última etapa de Los Flechazos, o descubrir a nuevas bandas leonesas como Shar-peis o los que traigo hoy, Guedeon Della.

Guedeon Della es de esos grupos que no han envejecido especialmente bien, recuerdo que les cogí bastante cariño por entonces, sus canciones aunque con un deje noise, resultaban agradables y por momentos dulces, pero escuchándolos 25 años después las sensaciones no son ni mucho menos las mismas. Además tuve la oportunidad de verlos en directo pues fueron ni más ni menos que teloneros de los míticos Heavenly en su doble sesión en el Maravillas en Septiembre del 94 (los otros teloneros fueron Soap). Este es su primer single (sacarón posteriormente otro más y un Lp) en una cuidada edición gatefold con las letras en el interior aunque el diseño de la portada me resulta bastante feo.

Como la gran mayoría de los grupos independientes de la escena noise española, Esther, la voz de Guedeon Della, cantaba en inglés lo que a mi parecer penalizó a bastantes grupos. La primera impresión al arrancar el 7" con 'Just for a day' es sin embargo bastante positiva, eligen otro camino diferente al ruido, con un sonido más fresco, más pop que irradia buenas sensaciones y que se acercaba mucho más a lo que por entonces me gustaba. 'Supermarket' sin embargo sigue unas pautas bien definidas por el grupo en este disco, tiene un inicio sigiloso y delicado para a mitad de canción arrancarse con esas guitarras rasgadas y por momentos saturadas que por entonces eran muy reconocibles dentro de los grupos noise de los 90.

Comienza la cara B de este Ep con 'It's my body', su canción más diferente, con una estructura más arriesgada y un estribillo más reconocible pero que deja bastantes dudas acerca de su calidad. 'My perfect' mezcla la inocencia inicial con unos cambios de ritmo dónde se pasa al clásico sonido de guitarras sucias que inevitablemente me recuerda a los triunfadores de aquellos días, Dover, creo que el parecido en la secuencia con Serenade es evidente.

En definitiva, Guedeon Della fue uno de esos grupos que pasó sin pena ni gloria por el panorama independiente nacional y que mostraba las carencias de un grupo que todavía estaba muy verde cuando grabó este single, aunque ya en el Lp se apreció bastante mejoría de calidad.


19 mar. 2020

The Raw Herbs 'She's a Nurse But She's Alright'







A1-. She's a Nurse But She's Alright  listen / download

B1-. So Wired!   listen / download


año: 1987
sello: Medium Cool Rds.
referencia: MC003


Tiendas de discos. Ese antiguo paraíso para los amantes del vinilo, local del que se ha de salir con los dedos negros, lugar dónde buscar la emoción de descubrir el disco soñado tras cuatro cajas viejas en el suelo, peregrinaje obligado en cualquier viaje planeado, una de las visitas más placenteras que podemos tener los que acumulamos vinilos en nuestras estanterías.

Qué pena que ahora estén en peligro de extinción y qué suerte que tuvimos antaño de poder disfrutarlas a puñados, vale que no contábamos con la facilidad que hay ahora de localizarlas, pero ya nos apañábamos entonces para descubrir su ubicación, las que abrían y las que cerraban, las de novedades y las de discos de segunda mano, las caras y las de chollonas... una variedad tan amplia que siempre tenías plan dónde ir los sábados por la mañana o esas tardes muertas sin saber qué hacer.

Aquí en Madrid las dos más fuertes por entonces eran Discoplay (pionera en la venta por catálogo y por tanto más conocida en todo el país) y Madrid Rock (que támbién tenía sucursal en alguna que otra ciudad como Sevilla). Yo siempre fui de Discoplay, sobretodo de su mítica tienda en los sótanos de la Gran Vía, un buen puñado de discos de mi colección llegaron a través de sus magníficas temporadas de ofertas. Posteriormente y ante la aparición de Madrid Rock, cambiaron la tienda de los sótanos por la más amplia y nueva de la Plaza de España. Lo que menos gente probablemente conoció fue el pequeño local que tenían en la La Vaguada y la última que abrieron en la calle Hernani. Precisamente esa tienda pérdida en la zona de Azca me deparó uno de los momentos más placenteros (de los muchos que hubo) comprando en Discoplay. Como no podía ser de otro modo, el descubrimiento fue de rodillas rebuscando en un cajón en el suelo apartado de las estanterías, a 100 pesetas tenían un buen lote de discos nuevos (casi todos Maxis) de sellos independientes de importación, allí estaban esos 12" de The Caretaker Race, Benny Profanne, Saint Etienne, The Legend!, The Shop Assistants o The Raw Herbs esperándome. Todavía me lamento de haber dejado allí el Saint Etienne a los que todavía increíblemente no conocía.

No me podía creer poder encontrar el maravilloso Don't Bury me Yet de The Raw Herbs en su edición original de Medium Cool (no la edición española de Old Gold) por 100 míseras pesetas (0,60€ para los menores de 30 años), estaba realmente alucinado, todavía no había salido de España (sería el año 90 o 91) y no conocía las tiendas del Reino Unido, por lo que ver esos discos por aquí me pareció increíble. Medium Cool era un sello que me encantaba y ese disco era uno de los que más me apetecía tener.

No sé muy bien porqué, ese maxi se convirtió en algo así como un himno en la costa Levantina, ni era bailable, ni su ritmo incitaba a la fiesta, pero por lo que fuera se dio a conocer por todos los garitos de la zona e incluso, como dije, lo reeditó junto a otras joyas del indie pop británico el sello Old Gold.

Sin embargo hoy por aquí aparece su primer single (posterior a su primer 7" en formato flexi) titulado 'She's a Nurse But She's Alright'. No es mi canción favorita de los Londinenses ni mucho menos, no sé si será por esa harmónica que tan poco me gusta o por la exagerada modulación de voz de su cantante Derek, pero el caso es que me ralla bastante escucharla. Sin embargo la cara B, 'So Wired!' es una delicia bastante contrapuesta a la cara A con una melodía exquisita tan delicada como lo fue su gran exito 'Don't Bury me Yet'.

Poco más dio de sí el grupo salvo otro 12" y su aportación al fantástico recopilatorio Edge of the Road que promocionaba a las bandas del sello Medium Cool. Un legado corto pero imprescindible, como todo lo que editó el sello.

* Por circunstancias de la vida publico este post que tenía escrito hace unos días después de la máldita crisis del virus y casualmente el título hace referencia a las enfermeras, esas heroínas que estos días están salvado todas las vidas posibles y ofreciendo un esfuerzo sobrehumano por salir adelante. Para ellas, para todo el sector sanitario y para todos los que muestran su esfuerzo y sacrificio por salir de esto, mi máxima admiración y aplauso.