31 may. 2015

The Beautiful South 'Song for Whoever'






1A-. Song for Whoever


1B-. Straight in at 37




año: 1989
sello: Go! Discs
referencia: GOD 32


Aquí llegamos a las unas de discusiones existenciales que más a menudo nos hacemos los que adoramos la música, el dilema de elegir si nos gustaba más el grupo original o el/los posteriores de uno o varios de nuestros ídolos musicales. The Wedding Present o Cinerama, The Smiths o Morrissey, Talulah Gosh o Heavenly/Tender Trap, Aventuras de Kirlian o Le Mans, The Field Mice o Trembling Blue Stars, The Housemartins o The Beautiful South...., los casos son inumerables y los resultados pueden cambiar en función del momento, de un concierto, de un mal disco....

Yo suelo ser de los que no confío mucho en la evolución de los grupos a lo largo de su carrera y de los que prefiero siempre los primeros álbumes a los últimos y me quedo antes con las primeras formaciones a los grupos posteriores, salvo raras excepciones por supuesto. Sin embargo y creo que lógicamente, los afectados (los propios grupos) suelen renegar de sus primeros trabajos y siempre apuestan por lo último. Cuantas veces no habremos escuchado eso de 'su mejor disco hasta la fecha', aunque ahí supongo que también intervendrán las compañías de discos ávidas de vender como sea su producto.

Así llegamos a la entrada de hoy, el primer single del primer disco del grupo que surgió de las cenizas de uno de los combos británicos más aclamados a mediados de los 80, The Housemartins. En 1988 y tras la desaparición de los de Hull, Paul Heaton y Dave Hemingway formaron The Beautiful South, un grupo que a la postre firmó más discos (10 en total) que sus predecesores (sólo 2) y si bien no creo que tuviesen la misma repercusión (al menos para el gran público) si creo que cualitativamente estuvieron muy por encima. Yo por mi parte y para no perder la costumbre me quedo con las canciones de The Housemartins, sea porque coincidió con mi adolesccencia, bien porque me hicieron bailar y divertirme o simplemente por el recuerdo que me queda de ellas, algo que no me pasa con The Beautiful South.

El impacto al escuchar Welcome to The Beautiful South fue un tanto frío y distante, no encontraba esas canciones atractivas, ese ritmo frenético, esa frescura... sin embargo seguían manteniendo el encanto de la voz de Paul Heaton, su carisma y su alma. Ese disco era notable, pero no consiguió que me enganchara a ellos, les seguí con el segundo (Choke), pero la ruptura estaba cantada y a partir de entonces desaparecieron de mi vida. Salvo en contadas ocasiones que volví a escuchar una canción suya, se han manenidos ocultos para mí hasta ahora que recupero su primer single.

'Song for Whoever' es una de las típicas preciosas canciones de amor de Paul Heaton, perfecta, profunda, ... con un piano hipnótico que te traslada a la solitaria mesa de un café practicamente vacio, al humo de un cigarrillo, el barman recogiendo y barriendo las últimas colillas del suelo, una lágrima, varias lágrimas, una puerta entreabierta tras la cual sólo vas a encontrar una acera mojada, una farola con la bombilla parpadeando y un largo camino a casa andando. Imposible no emocionarse...

La cara B tiene la curiosidad, al menos en mi vinilo, que en la galleta figura como título de la canción 'Top 30', un tema que no existe en la discografía del grupo, y que en realidad es la que figura en la carpeta y en los créditos 'Straight in at 37'. Una canción completamente diferente a la primera, más movida, con un ritmo inclasificable y una letra que menciona a personajes como Simon Le Bon, Paul Young, Rambo o Natassia Kinski. Por encima de todo sobresale la voz de Paul, siempre imponente, pero el resto no acompaña como debiera y se queda en una canción mediocre.

Dicho lo cual no queda más remedio que reivindicar ciegamente a Paul Heaton, a The Housemartins y a The Beautiful South.



No hay comentarios: