26 oct. 2007

The Candy Darlings 'That's where Caroline lives'




1A-. That's where Caroline lives

1B-.
Bright new morning
2B-.
Transparent


Teatime Rds. TEATIME 007 (1989)


Disculpad el retraso, pero el regreso de las vacaciones siempre es duro y cuesta aclimatarse a la rutina casera, laboral y bloguera. A la vuelta de Berlín lo primero que se me ocurre pensar y decir es lo que habitualmente me pasa cuando vuelvo de otro país: ¡cuánto nos queda por aprender! Y no me refiero a que los españoles seamos tontos o que no haya grandes profesionales o personas maravillosas, más bien se trata de civismo, respeto y educación, algo que aquí parece difícil de conseguir. En una semana ha sido posible descubrir un sinfín de detalles que harían avergonzarse a muchos españoles que presumen de ser guays, enrrollados y que gritan a los cuatro vientos que como en España no se vive en ningún sitio. Ojo, que yo estoy orgulloso de ser español y vivir en Madrid, pero me gustaría que cambiaran tantas cosas... Cosas tan aparentemente sencillas como no tirar basura al suelo, no hablar a gritos, ser respetuoso entre peatones, ciclistas y conductores, tratar de ayudar al que lo necesita (en este caso nosotros)..., en definitiva algo tan básico como respetar las normas, lo cual todavía es complicado de ver por aquí donde prima la trampa, el engaño y el egoísmo. Aparte de eso son capaces de tener precios bastante más ajustados que en Madrid, casas a ¡mitad de precio! tanto de alquiler como de compra, un transporte público envidiable (con el punto negativo de la falta de escaleras mecánicas en el metro) y unos sueldos que imagino bastante más elevados. Pero en fin, que culpa tienen los pobres Candy Darlings de que haya estado allí de vacaciones y les usurpe su pequeño espacio dentro de este blog. El caso es que de los pocos discos que me traje de allí (teniendo en cuenta la cantidad de tiendas de vinilos, segunda mano y discos en general), me agencié el volumen 4 y 5 de The sound of Leamington Spa, donde figura That's where Caroline lives de
The Candy Darlings, lo que me agradó escuchar entre tanto grupo desconocido para mí, sobre todo en el volumen 5 y que ha hecho que me acuerde de ellos en este momento.

The Candy Darlings fué otro de los múltiples grupos descubiertos gracias al 'capullo' de Miguel Stamp, quien desde su programa nos inculcó el amor por éste pequeño sello de Bristol en el cual también militaban los maravillosos Driscolls de las que ya hablé por aquí hace unos meses. Este fué el único 7" que sacó la banda formada por Steve King, Dom Hall y Chris Strange con lo cual la elección del single ha sido facilita, aunque posteriormente grabaron más canciones que se pueden encontrar en su página de myspace y que ofrecen una vertiente más bailable que no se ajusta a lo que grabaron en el disco que nos ocupa.

That's where Caroline lives es el tema estrella del 7" y resulta tan contundente como todas las referencias del sello, no es que sean especialmente originales, de hecho me soplan al oído que todos estos grupos suenan igual y que son un poco rollete, será por eso que a mi siempre me han recordado un poco a Wedding Present y su camiseta con la leyenda de 'all the songs sound the same'.

En Bright new morning y Transparent dan una vuelta de tuerca para acelerar un poco más las guitarras y hacer de esta cara la más animada del vinilo. En definitiva, un disco que no creo que se encuentre entre los favoritos en las enciclopedias del indiepop, pero que es capaz de hacerme vibrar durante 5 minutos.

5 comentarios:

360º de Separación dijo...

Hola Alex,

Había escrito un largo comentario sobre la falta de educación de la gente en España, pero me he puesto de tan mala leche recordando algunas anécdotas que mejor me olvido de él y paso de colgarlo....

Pero bueno, será que siempre he tenido mentalidad de abuelo, porque a mí eso de la buena educación me mola muchísimo....

Tea Time fue un gran sello, sí, aunque los Candy Darlings nunca fueron mis predilectos. Prefiero a los Driscolls, Glory Box o Sacred Hearts (estos últimos super ninguneados).

Un abrazo, me alegre ver actualizado de nuevo 7iete Pulgadas.

Manuel Soleado

Federica Pulla dijo...

La verdad es que tienes razón ... y eso es algo que lo que hablamos a menudo en Chez Pulla, porque desafortunadamente se está perdiendo la cortesía española o, al menos, la capacidad de nuestras gentes para agradar y ser amables.

Al principio pensaba que sólo se trataba de un fenómeno madrileño, por la cosa de vivir en una gran urbe con su vida estresante,etc ... pero sales fuera de esta agobiante ciudad y la cosa es más o menos parecida.

Parece que nos hemos vueltos irritantes y estúpidos, sobre todo en establecimientos con trato al público.

Parece que nunca iba a poder ser así, pero da gusto ir a una tienda de fuera de España para ser BIEN ATENDIDOS, con amabilidad y siguiendo la premisa esa de "el cliente siempre tiene la razón", algo que se está olvidando por completo por estos lares.

Volviendo a la música, el disco que comentas es precioso. Crudo, breve y directo, no como las ñoñeces nórdicas esas de ahora (ja,ja)

alex dijo...

Todavia no he tenido el gusto de escuchar 'esas ñoñeces nórdicas' de las que tanto discrepais, pero pronto me pondre de lado de uno de los dos :-)

saludos

alex

Anónimo dijo...

Justo hoy me ha dado por recuperar mis viejos singles y cintas de mi época indie pasándolas a CD y buscando información me encuentro con tu fantástico blog.Tengo este disco y veo que un montón de lo que hay aquí, aparte cintas de Haywains, Strawberry Story, They Go Boom, Home & Abroad ,Lovelies... todo de Elephant, claro. Es estupendo ver que todo esto sigue vivo.
Modforever.

alex dijo...

Vaya, me alegro que te guste el blog y sobre todo , que te gusten todos los discos de los que hablas. Por aqui seguiremos rescatando 'viejos' singles de la epoca dorada del indiepop. Saludos,
alex