11 sept. 2019

Wimp Factor 14 'One For The Record Books'





A1-. One For The Record Books    listen / download

A2-. Rebuilding Europe   listen / download


año: 1993
sello: Four-Letter Words
referencia: FLW 006


Para esta entrada preotoñal, 7iete Pulgadas vuelve a adentrarse en las catacumbas más alejadas del colorido mundo del indie pop hasta llegar al final de un laberinto donde se encuentra este minúsculo sello/fanzine de San Francisco del que ya se ha hecho referencia en un par de ocasiones anteriormente, llamado Four-Letter Words.

Alejado de preciosas portadas, sonidos limpios e imagen glamurosa, los singles de este sello se caracterizaban por sus austeras portadas de papel, sus contraportadas monocolor selladas a mano y su vinilo grabado por una sola cara. Los grupos que han pasado por su catálogo tampoco están en la élite del virtuosismo musical, algunos de ellos fueron asiduos en sellos igual de atípicos como Bi-Joopiter o Little Teddy Recordings (McTells, The Bartlebees) o en clásicos de la escena americana como K Records o Bus Stop Label (Allen Clapp, Honeybunch, Tiger Trap).

Gracias a la generosidad y amabilidad su fundador, Clint Barnes, pude conseguir éste y otros singles del sello hace unos cuantos años ya y hoy recupero el de un grupo no muy conocido que apenas sacó un puñado de singles y un Lp en el sello Harriet Records, Wimp Factor 14.

'One For The Record Books' parece una maqueta grabada en la habitación de su casa, cruda, desnuda y enlatada pero encantadora a la vez. Un cruce entre la ingenuidad de Jonathan Richman y la sencillez de Allen Clapp. 'Rebuilding Europe' es incluso más casera y minimalista, acompañados unicamente de un ukelele y un casiotone construyen una pseudocanción que no se si llega siquiera al mínimo de los estándares para ser considerada como tal.

Sea como sea, Wimp Factor 14 no son un grupo cuya música sea fácil de consumir y así lo demuestran en su corta discografía mezclando su indie folk americano, con un pop de juguete o con el indescifrable estilo que a veces acompaña a grupos como Beat Happening, Bunnygrunt o The Pastels.

Posteriormente su cantante sacó adelante su nuevo proyecto con los más conocidos Vehicle Flips mientras que Gary Miklusek y Jeff  Fell pasaron a formar parte de los más queridos por la escena indie pop americana Tullycraf.

3 comentarios:

satelitejameson dijo...

No conocía a esta banda. No está mal el sonido y la cara A me parece que está incluso bastante bien, a mi juicio.

Lo que más me ha hecho reflexionar es cuando dices que "construyen una pseudocanción que no sé si cumple con los estándares mínimos para ser considerada como tal". Me ha hecho pensar porque hoy en día uno está acostumbrado a escuchar publicado de todo, desde los sonidos más 'cristalinos' (por decirlo así) hasta los más crudos, sucios, ruido puro, grabaciones de lo más lo-fi que te puedas echar a la cara (fíjate que incluso hay un estilo de lo-fi más extremo llamado no-fi), y es un 'todo vale'. Ahora mismo si alguien quisiera grabarse sus estornudos y lo publicase, sería considerado música; parece como si el único estándar fuese que el propio artista lo considere suficiente como para publicarlo.

Yo tengo un problema con eso porque desde el 94 grabo todo lo que compongo, cualquier, digamos, 'boceto', con los escasos medios con los que que en cada momento he tenido acceso, y, llega un momento en que he acumulado más 'canciones lo suficientemente chulas para publicar' que las que nunca podré arreglar o grabar con buena calidad. Por tanto llega un momento, y sobre todo viendo el panorama, en que dices: "bah, tendré que publicar todo esto en Bandcamp tal cual está y ya elegiré aparte un puñado pequeño de temas para 'tunearlos' convenientemente y publicarlos en plan 'serio', digamos en vinilo o CD por ejemplo".

Por eso, ya que lo comentas en el texto, me gustaría conocer la opinión de personas que escuchan mucha música y tienen cierta sensibilidad a la música independiente, como puede ser tu caso. ¿Cuáles podrían ser esos estándares mínimos necesarios para, digamos, 'pasar el corte'? ¿Que estén los instrumentos bien tocados, incluida la voz, que no se oiga ningún repiqueteo o ruido de fondo, haber contratado a un productor, haber sido masterizadas las canciones, que se pueda 'comprender' la canción con todas sus partes, etc...? ¿O qué?

Perdón por el comentario tan largo, son cuestiones que te surgen y apenas tienes con quien comentarlas...

Saludos!

alex dijo...

Hola de nuevo Antonio, nada de disculpas por el estupendo comentario, me hace sentir bien que la gente comente o reflexiones sobre lo que escribo por aquí, muchas veces son temas con mucha miga que merece la pena analizar.

En cuanto a lo que comentas de los estándares mínimos a los que hacía referencia, primero de todo comentar que ni soy periodista, ni entendido, ni mucho menos músico por lo que lo que yo opine aquí está basado unicamente en lo que me transmiten las canciones y no soy quien para valorar 'musicalmente' nada. Me refiero a canciones que parece que están a medio construir, bajo unas condiciones de producción/grabación muy limitadas y con unas bases cuando menos rudimentarias, eso no quita para que haya grupos que me gusten con ese sonido lo-fi (Beat Happening por poner un ejemplo) o demos básicas grabadas en casa de grupos flipantes (Another Sunny Day p.e.). Lo que no sé es si tiene sentido grabarlas en formato físico sin un mínimo de calidad.

Para pasar 'el corte' como comentas, la verdad es que no pongo el listón muy alto pero si es cierto es que si vas a grabar un vinilo (hablamos de música pop) al menos merece la pena que esté grabado cuidando un poco la calidad , ya no hablo de producción ni perfección al tocar, pero que suene decentemente. En cuanto a las canciones yo personalmente soy muy clásico y me gustan de 2-3 minutos, con melodía y estribillo, pero también abierto a otras opciones.

En cuanto a tus canciones, por lo que he escuchado que reconozco ha sido poco, veo que las cuidas y disfrutas haciéndolas que es lo importante aunque no sé si lo haces con intención de grabarlas en formato físico o solo por el placer de tocarlas. Es cierto que quizá les falte algo de empaque para publicarlas , pero por ejemplo las que grabaste para Aplasta tus gafas de Pasta están guay. No sé, no me hagas mucho caso tampoco, mi criterio vale poco, jajajaja

Un saludo

Álex

satelitejameson dijo...

Hombre, ¡gracias! , no sabía que las habías escuchado, me alegro. Yo creo que a veces lo del boceto queda bien porque digamos que atrapa un momento concreto, como la esencia (como hacía Zappa que siempre grababa todos los ensayos). Por eso yo a veces pienso que qué pasaría si grabase algunas canciones-boceto directamente en vinilo tal cual salieron en ese momento. Pero prácticamente sería incomprensible para mucha gente. A lo mejor encontraría inconvenientes en la fábrica, incluso, jeje