26 may. 2009

Daily Planet 'Vacaciones en Roma'


1A-. Vacaciones en Roma
2A-. Los amigos

1B-. Il lavoro
2B-. Filadelfia


Sello: Siesta Records
Referencia: Siesta 03
Año: 1992


Está claro que para la mayoría de la gente dos de sus pasiones más extendidas son el fútbol y la música. Sin embargo, mi experiencia me demuestra también que de toda la gente que conozco cercana al mundo de la música (y con un amplísimo conocimiento musical) se pueden diferenciar dos bandos muy contrapuestos: los fervientes seguidores del fútbol y los que no tienen idea ni están interesados lo más mínimo en todo lo relacionado con el balonpié. Los casos que os puedo mostrar son por todos conocidos. Julio Ruiz tiene un orgasmo cada vez que el Kun Agüero (Atlético de Madrid) marca un gol y es capaz de aparecer en la primera edición del FIB con su camiseta del Atleti en el escenario, eufórico tras una victoria por 4-0 al Zaragoza en un amistoso de verano y mostrar el mismo entusiasmo o más que con un concierto de Los Planetas. Luis Calvo (Elefant) no sabría nombrar 3 jugadores del Real Madrid o el Barça, sin embargo sería capaz de recitar una lista interminable de grupos indies, sellos y fanzines que no creo que conozca nadie más en este país. Tanis (Jabalina) sufrirá, al igual que yo, hasta el último segundo del partido del sábado por ver a nuestro Atleti meterse en la Champions, mientras Miguel Stamp probablemente no se haya enterado siquiera que mañana se juega en Roma el partido más importante del año.

El single que os presento hoy tiene como título 'Vacaciones en Roma', probablemente sea un homenaje a la famosa película protagonizada por Audrey Hepburn, sin embargo estoy convencido que los responsables del sello Siesta (o al menos el 50% merengue) firmarían que fuese el reflejo de lo que mañana se vea en el estadio Olímpico de Roma, es decir, un Barça de vacaciones que deje de lado su exquisito fútbol realizado esta temporada y pierda una final que de ganar aumentaría el sufrimiento que lleva encima este año el equipo más famoso por sus 'chorreos' (Real Madrid). Si Mateo Siesta ve mañana el partido, probablemente lo haga con la bufanda del Manchester puesta y celebrando cada hipotético gol de Cristiano Ronaldo con la misma pasión que vería un concierto de McCarthy, en cambio no se si Manuel se alegraría con una victoria de los de Pep Guaridola, como yo haré, si es que los Iniesta, Xavi y compañía se empeñan en jugar tan bien como lo han hecho durante casi toda la temporada.

Dejando a un lado el farragoso tema futbolístico (ya tendremos mañana tiempo para las sonrisas y lágrimas) nos metemos de lleno en el repaso a este exquisito single de los donostiarras Daily Planet con el que el sello Siesta nos sorprendía a todos en 1992. A estas alturas no se si queda alguien que todavía desconozca la conexión existente entre los grupos donostiarras surgidos a principios de los 90, si es así, deberíais saber que el germen de todo fue la banda Aventuras de Kirlian (Ibon, Jone , Teresa y Peru) que en el año 93 se transformaría en Le Mans (misma formación más Gorka a la batería) para recorrer una carrera aclamada por toda la prensa especializada. Por otro lado estaban La Buena Vida y Family, los primeros han conseguido (y consiguen) crear algunas de las canciones más emocionantes del pop nacional y los segundos con un único Lp fueron elevados a los altares del indie pop patrio con unas canciones y unas letras increíblemente bellas. Debido a la amistad y afinidad musical de todos y cada uno de sus miembros, vieron la luz un par de bandas más: The Young Bryan Superstar, con Javier Sánchez de LBV y Gorka de Le Mans y por otro lado Daily Planet con Ibon y Gorka de Le Mans y Pedro San Martín más Borja Sánchez de LBV. Pese a lo que pueda parecer, no todos los grupos sonaban igual, aunque si es cierto que bebían de las mismas influencias, es decir, indie pop, soul, jazz, bossa nova y sobre todo POP en mayúsculas. Así tenemos a Daily Planet que como principal característica diferenciadora es su condición de grupo instrumental lo cual no impide que nos deleiten con estas 4 maravillas en forma de canción.


Vacaciones en Roma es intensa, alegre y optimista, podría ser la banda sonora de cualquiera de tus mejores días, por ejemplo, un viaje en buena compañía, una tarde soleada, un vermouth en una terraza... Los amigos es mucho más melancólica y tristona, si hubiera que ponerle voz debería hacerse en forma de susurro y con un tono apagado, por eso es mejor encontrárnosla tal cual, desnuda, íntima y aterciopelada. Il lavoro recupera la frescura perdida creando una melodía trepidante y revitalizante, de nuevo nos vamos de viaje en nuestro descapotable del 60 recorriendo cualquier carretera de la Costa Azul con la brisa acariciándonos la cara y sin poder perder la sonrisa. Para cerrar tenemos Filadelfia, donde se crea otro tema más pausado pero con cambios de ritmo que consiguen engancharte una y otra vez a la canción.

En total disponemos de 6 minutos para viajar a otro tiempo y otro lugar donde la vida nos sonríe y no existen los malos momentos, un lugar al que todos quisiésemos volver para poder alejarnos de nuestros problemas y pesadillas. Para algunos puede que sea Roma, para otros no...

21 may. 2009

Inspiral Carpets 'She comes in the fall'



1A-. She comes in the fall
1B-. Sackville


Sello: Mute Records Ltd.
Referencia: dung 10
o: 1990


Nunca fui muy seguidor del sonido Manchester, aquel machacante movimiento surgido a finales de los 80 y que tuvo su máximo esplendor a comienzos de los 90 en la ciudad por entonces conocida como Madchester. Ni me gustaba su estética (esos flequillos, cara de mala hostia y camisas psicodélicas), ni los clubes supercool con su música taladrándote los oídos, ni tampoco era de los que me ponía de farlopa y pastis hasta las cejas y la sola escucha de dos canciones de los
Happy Mondays me provocaba dolor de cabeza. Además, yo por entonces estaba abducido por la música de Sarah Records y de las bandas más poppies de las islas, y a su lado escuchar a grupos como The Charlatans o The Farm me causaba sopor. Sin embargo hubo un par de bandas que si consiguieron que prestase algo de atención a los que se cocía por aquellos lares, unos fueron The Stone Roses (al menos con su primer Lp) y otros mis queridos Inspiral Carpets. También podríamos añadir a James, pero realmente no creo que merecen estar metidos en el carro del sonido Madchester, ya que ellos ya llevaban un par de discos antes de aparecer este movimiento y supieron adaptarse a cada época como lo demuestra el que han estado sacando discos hasta hace bien poquito.

Recuerdo que la primera canción que escuché de Inspiral Carpets me llegó como caída del cielo y fue introduciéndose en mí sutilmente hasta quedar grabada sin poder quitármela de la cabeza. Se trataba de
'This is how it feels', y sus redobles de tambores y la adictiva farfisa conseguían que siguiese su melodía hipnotizado como si del flautista de Hamelin se tratase. Su escucha me dejó impactado y pronto comencé la busca y captura de sus discos. La recompensa llegó pronto en la tristemente desaparecida Madrid Rock, su Lp de debút no estaba en la planta baja ('la de los discos'), así que subí a la primera planta donde estaba la por entonces pequeña sección de CDs con la intención de echar un vistazo por si lo veía, a pesar de que en casa no tenía todavía reproductor de CD. Cual fue mi sorpresa cuando en la pestaña de la I ví la explosiva portada de su Lp de debut 'Life', y lo más sorprendente, al darle la vuelta comprobé que lo habían etiquetado mal, catalogándolo como maxi al increíble precio de 795 pelas, con lo cual me dirigí a la caja con esa sensación que tenemos los vergonzosos (y honrados) de que estamos haciendo algo prohibido y nos van a pillar. El caso es que la cajera se quedó unos segundos mirando el cd, dándole vueltas con cara de extrañeza, pero finalmente se guió de lo que le marcaba el código de la etiqueta y por fin, tras esos momentos de tensión, salí para mi casa con mi primer CD de la historia aunque con la sensación de que no podría escucharlo por un tiempo.

Sin embargo, al poco tiempo mi hermano se hizo con un CD-walkman que yo le robaba constantemente para trillarme este único cd de mi colección repleto de canciones memorables como la que hoy repaso aquí:
She comes in the fall. En mis primeras escuchas del CD, la canción que más sonaba era mi favorita de por entonces This is how it feels, pero con el tiempo me fui 'endureciendo' y mi dedo se dirigía constantemente al botón del 1 de Real thing y al 8 de She comes in the fall.



Lo que terminó de rematar el que esta canción se convirtiese en mi favorita de los Inspiral Carpets, fue disfrutar de su vídeo en directo en el G-mex de Manchester con un público rendido y enfervorizado, con la apoteósica aparición de las majorettes y sus tambores, los espectaculares juegos de luces y sobre todo esa fuerza y energía que desprenden en directo, en particular Clint Boon y su farfisa quien se convirtió en la estrella del grupo por delante de su cantante Tom Hingley. La canción elegida para la cara B de este single también aparecía en 'Life' pero no era la que más me apasionaba del disco, más bien recogía las características que menos me gustaban del sonido Manchester, con un ritmo más espeso y cansino que termina por aburrir.

Con su segundo lp me llevé una pequeña decepción desde el primer momento que escuché su primer single 'Caravan', el cual me pareció bastante flojito comparado con los contundentes jitazos a los que nos tenían acostumbrados. De esta forma dejé de seguirles la pista y obviar sus posteriores dos albumes 'Revenge of the goldfish' y 'Devil hopping', pasé de largo su vuelta en 2003 con el single 'Come back tomorrow', y solo les recuperé con más fuerza si cabe ese mismo año con la publicación de su doble CD + DVD 'Cool as' en el cual se repasa toda su carrera a través de canciones, videos y lectura. Un imprescindible.

Si queréis más información de la banda en castellano, echadle un vistazo a este extenso reportaje de Rafa Skam en su e-fanzine, que seguro que no os decepcionará.

12 may. 2009

Eva Luna 'Tangle'



1A-. Tangle

1B-. Seven Wonders


Sello: Sugarfrost
Referencia: frosty 5
Año: 1993


Hablar de Graeme Elston en este blog no es ninguna novedad, de hecho creo que es el primer personaje que aparece por aquí con tres bandas diferentes (al menos en el nombre), y eso dice mucho a su favor como impulsor del movimiento indie de la época. En los primeros pasos de 7iete pulgadas recuperé su maravilloso flexi 'Under the weather' como The Love Parade, un año después lo hice con su único single como Pure, y ahora toca continuar la saga con lo que fué el primer 7" que publicó bajo el literario nombre de Eva Luna.

Por entonces la banda estaba formada por el trío liderado por Graeme Elston, Alex English al bajo y Andy McKechnie a la batería, y aunque básicamente era la continuación de su banda predecesora, en sus canciones se nota una cierta evolución hacia sonidos más envolventes. La exquisita voz de Graeme pasó de cantar canciones sutiles y frágiles con Pure a hacerlo acompañando a temas más potentes y arriesgados con Eva Luna. La muestra de como compaginar a la perfección ambas características la tenemos con la canción que da título al single, 'Tangle' donde es imposible no encontrar parecido con otra banda que nos enamoró en los 90, los británicos Pale Saints de Ian Masters. Tras un comienzo suave y pausado, las guitarras hacen su aparición para ir de la mano con la voz de Graeme y crear una atmósfera que solo se ve minimamente alterada con el acordeón que aparece de la mano de Jun (Nelories).

La cara B la ocupa 'Seven wonders', un tema que merecería ser el principal, ya que por fuerza y calidad supera con creces a 'Tangle'. En esta ocasión la canción comienza explosiva, con una fuerza y contundencia impropia de lo que conocíamos de los anteriores trabajos de G. Elston, y que no desaparece hasta el final del tema. Con una mezcla de sonidos 4Ad, con un toque de Manchester y una voz digna del catálogo Sarah Rds., 'Seven wonders' es capaz de enamorarnos y hacernos sentir orgullosos de haber descubierto un single tan grandioso.

Personalmente lo prefiero a los posteriores 'Loverstay' y 'Kick out', aunque con 'Ghost of you' (su último ep, en formato CD) consiguió devolverme el encanto del que siempre he disfrutado cuando he escuchado cualquier canción firmada por el maestro Graeme Elston.

3 may. 2009

Picnic 'Plug ep'


1A-. Don't turn around
2A-. As diamonds

1B-. Seventeen
2B-. Home


Bring on Bull Records BULL 24-0 (1994) Waaah singles club


Es relativamente común que algunos sellos fomenten el uso y disfrute del vinilo en formato 7" utilizando 'ganchos' como ediciones especiales, cajas recopilatorias, vinilos de colores o cualquier otro método que se salga del formato standard. Recientemente he recibido en casa la referencia que conmemora el 10º aniversario del sello americano Magic Marker y dónde se nos ofrece una cajita que contiene 5 singles en los que 10 bandas del sello versionean a otras tantas haciendo de ella una pieza de coleccionista (solo se publican 250 unidades). Sin embargo una de las ideas que prefieren las compañías discográficas es el lanzamiento del llamado
Club del Single, algo así como una forma de suscripción que te 'obliga' a hacerte con una cantidad considerable de singles (de 5 en adelante) con la ventaja de una exclusividad y unas condiciones económicas que suelen ser muy apetecibles para el inquieto 'cazavinilos'. La pega que se le suele atribuir es que al ser una colección bastante variada se puede pecar de incluir singles con una calidad discutible y que probablemente no tendrían la misma salida si de un 7" individual se tratara. Sellos del calibre de Sub Pop en Estados Unidos o Elefant en España lo han utilizado en más de una ocasión, sin embargo la primera ocasión que me tope con esta experiencia fue allá por 1994 de la mano del pequeño sello británico conducido por Richard Coulthard, Bring on Bull Records. A mí me encantaba el fanzine que editaba con el sugerente nombre de Waaah! y del cual se editaron 4 interesantes números, pero lo que me terminó por enganchar definitivamente fue el espectacular CD recopilatorio con 25 canciones que consiguió ser referente del indiepop de los primeros 90. No es de extrañar pues, que cuando Richard sacó adelante la propuesta de su particular Club del Single, me apuntara sin pestañear pese a no saber que 5 singles lo compondrían. Total, el riesgo era de 7,5 libras y el beneficio podía ser el de descubrir alguna que otra banda interesante. Hubo entregas muy interesantes como la ya comentada aquí de Les Poissons Solubles + Snowbirds, pero también hubo decepciones como las de Talitah K o Lighthouse, entre medias quedó esta segunda referencia de los escoceses Picnic, que te deja con la sensación agridulce que produce escuchar un tema estupendo con otros flojitos.
'Don't turn around' es el tema con el que arranca el disco y pese a que apunta maneras con sus guitarras afiladas y su ritmo trepidante, la voz apagada y sosa de Jane junto con la calidad limitada de la banda, hace que se queden 3 peldaños por debajo de lo que no aportaban otros grupo del mismo espíritu juvenil como podrían ser The Ammonites. 'As diamonds' nos muestra el lado más introvertido y pausado de la banda lo cual le hace un flaco favor ya que se desprende de uno de sus aliados principales como son sus guitarras, que recuperan a mitad del tema para aportar una energía de la que sin duda carecen.

Menos mal que la cara B arranca con uno de esos temas que te saca una sonrisa, 'Seventeen'
es sin duda la canción estrella del disco aportando vitalidad, alegría y frescura. Jane agudiza su voz y las guitarras se tornan luminosas manteniendo la garra que les caracteriza para crear un tema efervescente y saltarín que hace las delicias de cualquier amante del indiepop más edulcorado. Para terminar, la banda retoma el hilo que siguieron con 'As diamonds' para interpretar 'Home', una canción con buena base y buenas intenciones, pero que no termina de engancharnos.

Algún día recuperaré alguno del resto de los discos de la colección del Club del Single aún a sabiendas que no me reportarán más alegrías que las de recordar un sello que en los primeros 90 se esforzó por dar a conocer a un puñado de bandas novatas con mucha voluntad y a veces no mucho talento. Aún así, desde aquí mandamos un abrazo muy fuerte a Richard por su esfuerzo y sobre todo por su amabilidad y simpatía.